¡Los niños necesitan una rutina! Tener un patrón puede ayudar a un bebé a sentirse seguro porque aprenden a saber lo que viene después. ¡Al introducir rutinas y rituales su pequeño generalmente estará más tranquilo y más cooperativo, y la hora de dormir no es la excepción! Trata de no preocuparte por llevar a cabo estas rutinas en los primeros días del bebé, pero alrededor de las seis u ocho semanas puedes comenzar a introducir algunos rituales simples que, con el tiempo, ayudarán a tu pequeño reconocer la hora de acostarse y asentarse más fácilmente. Estos son los cinco pasos para crear una rutina:

1. Baño

Un baño caliente puede ser increíblemente relajante y calmante para un bebé. ¡También es la oportunidad para hacer un poco piel-con-piel si te bañas con él! Si a tu bebé no le gusta estar en el baño, no lo incluyas en su rutina a la hora acostarle. Recuerda, esta rutina está destinada a ser positiva y agradable para ti y para tu bebé.

2. El masaje del bebé

El masaje del bebé es una manera maravillosa de ayudar a su bebé a calmarse para dormir. Los estudios muestran que los bebés que reciben masajes de forma regular tienen niveles más altos de melatonina en el cerebro (¡esa es la hormona del sueño!). Trata de darle a tu bebé un masaje corto, de cinco-minutos con una crema cuando salen del baño. Recomendamos nuestra Moisture Lotion, que contiene caléndula que calma y relaja la piel. Si no sabes cómo hacer un masaje puedes seguir nuestras instrucciones aquí

3. ‘Buenas noches luna’ / ‘Buenas noches amigos’

Este es un bonito ritual para comenzar a una edad temprana. Abre las cortinas y dile buenas noches a la luna, o muévete por la habitación y diles buenas noches a los amigos especiales de tu bebé’. Esto está enfocado o a convertirse en una parte favorita de la hora de dormir a medida que tu bebé crece.

4. Cuentos

¡Los estudios demuestran que nunca es demasiado pronto para empezar a leerle a un bebé! Mientras que tu bebé recién nacido no será capaz de entender las palabras que le estas leyendo, escuchar que le hablas promueve el desarrollo del cerebro y del habla. ¡También es una gran oportunidad para sentarse y acurrucarse! Elije un libro grande simple con imágenes de gran contraste.

5. Comida y Arrullo

Alimentar y llenar la barriga de su bebé dándole el pecho o el biberón, antes de cantarle una canción de cuna suave. No importa si no te consideras un buen cantante; el tono suave y familiar de tu voz relajará y calmará a tu pequeño antes de que se acuesten.

2 Comments

Dejar un comentario